Llama Ahora: 622 73 70 05
Contacta con Nosotros: info@consorcioeuropeodeavales.com

SOLICITUD DE CAUCIÓN

by Consorcio Europeo de Avales

Cuando una empresa tiene la necesidad de solicitar garantías y decide acudir al seguro de caución, debe conocer las condiciones para solicitar caución.

Condiciones para solicitar caución si la banca rehúsa emitir avales

En primer lugar, debe tenerse en cuenta que la caución no es menos exigente que la banca, en cuanto a los requisitos solicitados al peticionario. Por lógica, debe ser al contrario. Mientras la banca dispone de cuentas del cliente sobre las que intervendrá en caso de ejecución de un aval, las aseguradoras no tienen soporte alguno: deben hacer efectiva la garantía y recurrir después al cliente.

Por tanto: si la banca rechaza emitir avales por las condiciones de su cliente, el seguro de caución no es el recurso adecuado, no nos va a poder ayudar porque su nivel de exigencia es mayor que el de la banca.

Situación económica de la empresa para solicitar caución

Los principales aspectos sobre los que se fijarán las aseguradoras de caución son el hecho de que la empresa disponga de unos fondos propios positivos y unos resultados también positivos.  Si no se cumplen estas condiciones, es difícil que avance un estudio.

Así pues, la solvencia de la sociedad es un elemento imprescindible para quien desee presentar garantías a través de una aseguradora de caución.

Concesión del límite de riesgo

El importe de riesgo de caución que se puede conceder a una sociedad depende de muchos aspectos. En general, nos podemos guiar por la cifra de fondos propios de la empresa, estimando que la concesión del límite de riesgo puede cifrarse en torno al 20% ó 25% de los mismos.

En caso de que los importes requeridos superen estos porcentajes, puede ser factible conseguir una línea mayor con aportación de contragarantías.

Condiciones para solicitar caución: las contragarantías

En aquellos casos en los que el importe de garantías necesario exceda el perfil de la sociedad, de acuerdo con sus fondos propios, resultados y volumen de negocio, algunas aseguradoras del ramo de caución pueden estudiar la operación con la presentación de contragarantías, es decir, con el respaldo de terceros.

Las contragarantías que se pueden presentar pueden ser dos tipos:

-Personales: se basan, habitualmente, en el patrimonio de uno o varios socios. Para ello, deberá aportarse una declaración del patrimonio realista, con tasaciones inmobiliarias incluidas, junto con la última declaración del IRPF.

La aceptación de contragarantías personales es muy exigente y, salvo que se muestre un patrimonio notable, no suelen ser aceptadas.

-De sociedades:  es bastante habitual aportar la contragarantía  de sociedades, por ejemplo por parte de una sociedad matriz hacia filiales de menor tamaño.

Documentación para solicitar caución

Para solicitar una línea de caución con su límite de riesgo, debe aportarse una solicitud con los datos básicos de la sociedad, a la que debe adjuntarse:

-Memoria o impuesto de los dos últimos ejercicios cerrados.

-Cierre provisional reciente del ejercicio en curso, por ejemplo a finales del mes anterior en el que se solicita.

-Resumen de IVA del último ejercicio cerrado.

-Declaraciones trimestrales de IVA del año en curso.

-347 del  último ejercicio cerrado

-Escritura de constitución y modificaciones posteriores (societarias, ampliaciones de capital, etc.)

Modalidades de caución

A través del seguro de caución es posible presentar garantías ante múltiples aplicaciones, ya sea en forma de avales técnicos o de fianza: concursos públicos de obras o prestación de serviciosgarantías judiciales, fianzas para empresas de seguridad ante el Ministerio del Interior, fianzas para el sector del juego, comercializadoras de energíaplantas de energía renovablefianzas para aplazamiento de impuestos, etc.

Resumen del artículo

El empleo de garantías de caución frente al uso de los avales bancarios comporta ventajas a las empresas, principalmente por el hecho de no computar en el registro CIRBE del Banco de España. Ello permite a la empresa disponer de más recursos financieros y aporta discreción, ya que los bancos del cliente no tienen conocimiento de las garantías solicitadas.

Por otra parte, es habitual que la banca solicite pignorar una cifra significativa para emitir un aval, cosa que muy raramente sucede en el ramo de caución.

Compartir este artículo

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Necesitas Ayuda?
Por favor acepte las Políticas de Privacidad
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad